SIZZLA fue expulsado de la programación del REGGAE ON THE RIVER por homofobia.

High Times y el Centro Comunitario Mateel, con sede en Redway, que ha albergado Reggae On The River durante los últimos 35 años, llegó a la decisión de sacar a Sizzla de la programación del concierto luego de una fuerte reacción por parte de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales locales. (LGBTQ) de la comunidad.

Reggae On The River

es un evento muy respetado en Estados Unidos; y más todavía en la zona de California, que es donde se lleva a cabo. Esta decisión es la respuesta de una importante institución que reconoce las continuas faltas de respeto de Sizzla hacia el colectivo LGBTQ.

Vaya, que el Reggae On The River quiere demostrar que apoya a todas las personas de su comunidad e intenta ejercer una resistencia ante la violencia en todas sus formas.

Hace doce años, Sizzla Kalonji, cuyo nombre real es Miguel Collins, fue uno de los artistas que firmaron el Reggae Compassionate Act que rechazó la homofobia y se comprometió a abandonar las letras homofóbicas de la música Dancehall y Reggae.

Sin embargo, durante una entrevista en el Rebel Salute Festival 2015 en Jamaica, Sizzla continuó condenando la homosexualidad por parte de hombres homosexuales calificados como “sodomía” y “corrupción”.

En los últimos años, la comunidad LGBTQ ha fortalecido su oposición a los actos de Reggae que consideran hostiles a su causa.

QUEEN AFRICA, en mayo de 2014, fue vetada como protagonista de un evento en el Amazura Concert Hall en Queens, Nueva York, después de la creciente presión de los grupos de derechos de los homosexuales. El día antes del concierto, un grupo de 200 manifestantes lanzó una manifestación en el club.

Los organizadores de esa protesta pidieron que se detuviera el programa, lo que, según dijeron, contribuyó a la violencia contra lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales.

A otros músicos de Reggae, incluidos Buju Banton y Capleton, se les suspendieron sus actuaciones y se modificaron los horarios de sus giras tras la fuerte presión de defensores de los derechos de los homosexuales.

Deja un comentario