THE FINAL BATTLE: Titanes del reggae reunidos en un PODEROSO álbum

Imagina, si así lo deseas, una especie de “concierto de ensueño”, un Reggae Woodstock que une a dos de las mejores bandas jamaicanas que jamás hayan tocado detrás de una asamblea única en la vida de sus creadores fundacionales que interpretan todos los nuevos clásicos compuestos para el evento.

Bueno, eso es exactamente lo que podrás tener en tus manos en este momento. Inspirado por uno de los percusionistas más audaces y respetados de Sudamérica, Hernán Sforzini, esta increíble reunión comenzó en Afro Studio de Buenos Aires en 2017, avanzando a través de una variedad de estudios y concluyendo en el mundialmente famoso Tuff Gong, la instalación de Kingston construida personalmente por Bob Marley en el apogeo de su fama de finales de los 70.

Esta no fue la primera incursión de Hernán en la creación de proyectos originales con grandes del reggae. Dos álbumes , “El Álbum Verde” y HEMP! (www.elalbumverde.com.ar ) reinterpretaron los clásicos de The Beatles con algunas de las mejores bandas de reggae de Argentina y miembros de los originales gigantes del ska, The Skatalites, junto a Yellowman, Don Carlos, Steel Pulse, Ras Michael & the sons of Negus, Andrew Tosh y otros grandes artistas del globo. Pero este fue su primer proyecto realmente grabado en el lugar de nacimiento de la Jah Music.

 No fue hasta el verano de 2017 que Hernán se encontró vagando por las verdes colinas y las polvorientas playas de la Isla en busca del verdadero sonido de Jamaica.

“He estado en la cima de las Blue Mountains , disfrutando de todas las playas y rincones de la isla y realmente me sentí como en casa. Cuando regresé, había una voz que me decía que tenía que hacer un álbum con los creadores, pero no sabía cuándo, o qué tipo de álbum o con quién hacerlo, pero fue como un virus que llegó, mi amor por el roots reggae creció un 200% después de ese viaje “.

Dijo Hernan.

Imagen relacionada
Hernán Sforzini

A través de una combinación de planificación anticipada y pura suerte, se puso en contacto con su lista de artistas deseados, en algún momento grabándolos en sus propios estudios caseros. La idea fue que Sly & Robbie y los miembros restantes de la banda de estudio por excelencia de los 80, Roots Radics, crearán pistas alternas en un nuevo álbum, como en un enfrentamiento de reggae.

Sly & Robbie y los Roots Radics: LA CONEXIÓN

Ese mismo año, Sly & Robbie vino por primera vez a Argentina, “Y en ese momento surge esta idea”, recuerda Hernán, “Sly & Robbie y los Roots Radics estuvieron en competencia durante la mayor parte de los años 80 en Jamaica, cada uno contiene un estilo propio pero ambos graban como músicos de sesión y hacen giras con diferentes cantantes. Así que la idea era: ¡Hagamos un choque! Cada uno de ellos grabarían nuevas canciones y luego se agregarían cantantes legendarios que compondrían letras originales para crear un álbum en el que ambas bandas son las estrellas.

“Abordé la idea con Sly y Robbie cuando vinieron aquí y después de dos cenas y un espectáculo acordaron hacerlo”. El siguiente paso fue traer a los Radics a bordo. “Había sido amigo del bajista Flabba Holt’s desde 2005, así que le escribí sobre mi idea y él me devolvió la llamada inmediatamente y me dijo: ‘Hernán, suponía que un álbum como este iba a suceder en algún momento de la historia, pero nunca imaginé que ibas a ser quien lo propusiera. Así que aquí estoy, ¿cuándo vendrás a grabarnos? “

El día después de la sesión de Sly y Robbie, Hernan continúa: “Lee Perry estaba de gira en América del Sur y le escribí para invitarlo a participar en el proyecto. Él respondió: “Voy a bendecir ese álbum, ven a buscarme en mi hotel”. En el segundo día del proyecto, Lee grababa la primera canción y plantaba un árbol en mi vecindario. (Plantó árboles en mi ciudad desde 2005, más de 400 hasta ahora, para un proyecto que llamo Planta & Canta www.plantaycanta.com.ar

Otros cantantes que vinieron a Argentina por primera vez en este período incluyeron a Ken Boothe y Horace Andy, quienes llegaron a bordo con entusiasmo. “Elegí a artistas legendarios que amo y respeto, a los maestros,  para que el proyecto tuviera un fundamento sólido. Tuve que decidir qué riddim funcionaría mejor para cada uno de los cantantes, que es el trabajo esencial de un productor.

LA BATALLA:

El espíritu de un choque rub a dub, puño a puño, canción contra canción, comienza con Mykal Rose, el maestro militante, cofundador de Black Uhuru y ganador del primer Premio Grammy del reggae en 1985. “This Morning” dice de su despertar a un toque de queda en Babilonia y un bloqueo de carretera, lo que indica que las furias sangrientas de la década de 1970 permanecen sin cesar. Respaldados por Sly & Robbie, considerados miembros iguales de Black Uhuru, su reunión aquí brinda una apertura espectacular a este álbum, y nos recuerda que “el conocimiento es poder”.

The Roots Radics está a la altura del desafío con Sir Brinsley Forde de la banda británica de reggae pop, Aswad. Músico, compositor y locutor, Forde condena los “Motivos ulteriores” de aquellos que no tienen un amor verdadero en sus corazones, aquellos que “lo quieren todo”, pero “están cabalgando por una caída”.

A mediados de la década de 1970, Sly & Robbie eran conocidos como The Revolutionaries, grabando como la banda de la casa en el estudio Channel One en el corazón del ghetto del centro de Kingston. Apoyaron a numerosos cantantes y grupos, entre los más exitosos de los cuales se encuentran los Mighty Diamonds. El cantante principal Donald “Tabby” Shaw tenía una voz dulce y melodiosa que cantaba de angustia y sufrimiento.

Cuatro décadas en adelante, los Mighty Diamonds permanecen entre los artistas más respetados en la historia de la isla. “Change My Mind”, es una balada sobre el final de una historia de amor y nos recuerda a uno de los grandes grupos de soul de Filadelfia que los inspiraron.

Los Roots Radics respaldan a uno de los primeros artistas jamaicanos en aparecer en América del Sur. Conocido originalmente como un prodigio de siete años en el legendario Studio One de Coxsone Dodd llamado “Little Freddie”, se colocaba sobre las cajas de jabón para alcanzar el micrófono. Miembro original de The Clarendonians, pasó a una exitosa carrera internacional en solitario, comenzó con uno de los mejores álbumes de Studio One de todos los tiempos, “Bobby Babylon”. “Glory”, revela su continua adoración de Haile Selassie I, Jah, el dios de la fe rastafari.

Horace Andy, con su voz aterciopelada y famoso por su clásico éxito “Skylarking”, combina una serie de aforismos ‘usuales’ en “Mind Your Own”, un pedido muy efectista para dejar de meterse en asuntos ajenos. Nacido en 1951, aún recorre el mundo recreando sonidos de la Edad de Oro del Reggae.

Numerosas canciones de reggae son sobre chismes, susu y laba-laba. Los Wailers hicieron “Mr. Chatterbox “y” Payaka “sobre el tema y aquí, Pablo Moses ofrece sus advertencias al Sr. Talkative sobre” Gwan Run Up Your Mouth “. Moses es uno de los artistas de roots más sofisticados, ejemplificado por su clásico de 1980, LP,” A Song “, con sus sabrosos arreglos de jazz.

En sus 82 años, el imparable Lee “Scratch” Perry afirma que el trabajo de su vida es “secuestrar la tierra”. Con un ingenioso arreglo de Sly & Robbie, con el brillante trabajo de teclado de Marcus Uranis, “Full Moon Plant A Tree” invita que te encuentres con él en la Puerta del Cielo. La apertura de la canción le recuerda a este escritor una visita de 2001 a las ruinas del Black Ark, el estudio de Kingston que quemó. Le traje un regalo de una potente Sinsemilla de California. Dio una gran calada y luego se desplomó en un ataque de tos de un minuto, se agachó y jadeó para respirar, después de lo cual se volvió hacia mí con una gran sonrisa y me dijo: “¡Esto es de verdad!”

El pionero del reggae Max Romeo intenta revelar por qué el mundo se ha vuelto loco, afirmando que “ellos” han abierto “Las puertas del infierno”, liberando a los ángeles malos y buenos en nuestro planeta enfermo, “fortaleciendo a mis enemigos y oponentes”. Romeo ayudó a que la música jamaicana entre en el Reino Unido en los años 60 con su censurado “Wet Dream”, que dijo que se trataba realmente de un techo con goteras. Cambió de enfoque en los años 70, colaborando con “Scratch” en la obra maestra del álbum “War In A Babylon”. Su contribución aquí es una fuerte refutación también a su proclamación en una conferencia de 2016 en la Universidad de las Indias Occidentales que dice que “la música reggae está muerta”.

El gigante de Rock Steady, Ken Boothe, ha esperado toda una vida para visitar “Argentina” y aquí, la considera una mujer de la que se ha enamorado profundamente y la llevará a casa (en su corazón). Su carrera comenzó a principios de los años 60; encabezó las listas británicas en 1974 con una versión de “Everything I Own”; y continúa haciendo giras por todo el mundo hasta el día de hoy.

Las guías fundamentales del movimiento Rasta están basadas en el pensamiento positivo y constructivo, tal y como afirman The Congos en “Things must get better” (Las  cosas deben mejorar) una canción con un profundo mensaje espiritual surgida de la formación original del grupo.. Aparecieron con “Heart of the Congos” en 1977, una de las grabaciones iniciales hechas en el estudio Black Ark de Lee Perry. La primer edición de este álbum se ha convertido en uno de los discos de vinilo más valiosos de la historia.

“Nunca habrá un cambio hasta que cambiemos la forma en que pensamos y todos nos iremos al caño a menos que cambiemos la forma en que vivimos”, por lo que urge a Luciano a “Hacer un cambio”. Luciano ha sido una de las principales luces del reggae consciente desde hace un cuarto de siglo, y reconocido como un digno sucesor de los artistas más significativos de la revolución del reggae de los años 60 y 70.

Finalmente, casi no hay nadie más digno del título Leyenda viviente que Frederick “Toots” Hibbert (Toots & The Maytals) . El poeta E. E. Cummings escribió que “El amor es el único Dios”, y el compromiso final de amor de Toots es la manera perfecta de terminar esta colección de oro sólido.

Un artista ganador de un Grammy, el “Otis Redding de Jamaica” ha entretenido incansablemente durante más de medio siglo, ganó innumerables premios y continúa inspirando a nuevas generaciones con su energía contagiosa.

 –Roger Steffens, Legendario historiador del reggae, autor del premiado libro “So much things to say, la historia oral de Bob Marley”. Los Angeles, California

Ya puedes obtener el disco: https://thefinalbattle.com.ar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *