El reggae himno de inmigrantes venezolanos

LIMA – Un año atrás, la inmigrante venezolana Reymar Perdomo cantaba en autobuses repletos a cambio de monedas, luchando para llegar al final del mes mientras reconstruía su vida en Lima. El punto de inflexión se produjo cuando ella compuso una de reggae en su fuga de Venezuela , que se difundió en Internet, arrancando lágrimas diáspora venezolana extendido por todo el mundo.

En la canción, Perdomo, de 30 años, habla de la duda en dejar a Venezuela y sobre su viaje por cuatro países hasta llegar al Perú. La nostalgia canción, grabada y difundida por YouTube, tuvo más de 2 millones de visualizaciones y su videoclip, publicado en agosto, fue visto por 1,3 millones de internautas.

Reymar Perdomo Venezuela
Reymar Perdomo canta en club en Lima Foto: AP Photo / Martin Mejia

Ahora, la cantante venezolana mezcla actuaciones en las calles de la capital peruana con apariciones en shows y programas de televisión. Su canción se convirtió en el himno de los que huyeron de la crisis en Venezuela . De acuerdo con la Organización Internacional de Inmigración (OIM), más de 3 millones de venezolanos ya han dejado el país desde 2015.

En diciembre, Perdomo fue invitada a ir a Colombia por un popular comediante y youtuber que la hizo cantar en un autobús y la sorprendió con la presencia de los cantantes Carlos Vives, ganador de varios premios Grammy, y André Cepeda.

Perdomo dijo que casi se desmayó cuando Vives, que usaba un sombrero y un bigote falso, sacó el disfraz a empezó a cantar en coro su reggae.

“Eso sucedió justamente un año después de que saliera de Venezuela y estuviera allí, cantando con uno de mis cantantes favoritos, fue la mayor prueba de que Dios existe”, dijo Perdomo.

En Venezuela, ella trabajaba como profesora de música en una escuela pública en el Estado rural de Guárico y había participado en un concurso de talentos en la televisión. 

Su madre, su hermano, su cuñada y un sobrino de 1 año ahora están con ella en Perú, donde dividen un pequeño apartamento alquilado en un sector popular de Lima. Sólo el hermano de Perdomo encontró un trabajo estable como seguridad en un club nocturno, por lo que trabaja varias horas para ayudar a sostener a la familia.

Sin embargo, su fama en las redes sociales la está abriendo nuevas puertas. Perdomo dijo que Vives la invitó a actuar de forma regular en un club nocturno en Bogotá y está hablando con organizaciones en Colombia sobre la posibilidad de grabar un disco centrado en la difícil situación de los inmigrantes.

Estas oportunidades la hacen pensar en un nuevo cambio, esta vez para Bogotá.

“Fue un año difícil, pero también fue un año maravilloso”, dijo Perdomo. “Creo que usted no necesita dinero para poder ayudar y hacer lo que quiere. Simplemente basta creer en usted y tener ganas de hacer las cosas.” / AP

Gracias a
La redacción, El Estado de S.Paulo

Deja un comentario