Barrington Levy y su historia Dancehall

Una de las más grandiosas y exitosas historias del Reggae de los 80´s . Con una carrera espectacular, que comenzó hace más de dos décadas y media. Barrington Levy,  llegó a la escena del dancehall y rápidamente lo  moldeó a su propia imagen.

Denominado “Mellow Canary” por su estilo marcado y su voz pura, es considerado uno de los vocalistas reggae de alto estandarte de la primera época del dancehall.

Levy fue uno de los pocos que mantuvieron su poder, y continuó lanzando éxitos masivos avanzando a los ’90s. Nació en 1964 en Clarendon, Jamaica,  donde desarrolló su “riff” experimentando con diferentes estilos vocales. Cuando era joven su mayor influencia fue Dennis Brown, pero también le gustaba Michael Jackson, los Jackson Five y otros artistas norteamericanos de R&B.

A los 14 formó la banda llamada the Mighty Multitude con su primo Everton Dacres. Empezaron a tocar sound systems y a producir su primer sencillo, “My Black Girl,” en 1977.   En una de sus presentaciones conoció al ex – cantante  que se convirtió en su productor Junjo Lawes y el productor de New York Hyman “Jah Life” Wright.  Este par no dudo en llevarlo a estudio Channel One para comenzar a grabar  junto a la banda The Roots Radics  una selección de canciones  que se consideraron éxitos en 1979. Los primeros frutos de esta unión fueron  “Ah Yah We Deh,” “Looking My Love,” “Englishman,” y “Wedding Ring Aside.” El éxito fue inmediato, pero fue la intensa “Collie Weed” la que  consolidó la resistencia de los adolescentes del dancehall. “Shine Eye Girl”  fue un éxito rotundo  que siguió, y  permitió que el joven Levy tuviera una gran demanda.

La exquisita voz de Levy fue hecha para dúos,  dúos que realizó con otros vocalistas y DJs, y  también grabó sencillos en colaboración con otros artistas. Toyan  fue un gran complemento en “Call You on the Phone,”  se juntó con Jah Thomas en “Moonlight Lover” y “Sister Debby,”  y unió sus fuerzas a Trinity para “Lose Respect” y una canción posterior, “I Need a Girl,” en 1980.  El mismo año, Levy hizo una aparición sensacional en el Reggae Sunsplash,  después regresó en  1981.

En medio de la avalancha de sencillos,  entre 1979 y 1980 lanzó 4 álbumes.  El primero fue Bounty Hunter, alardeando 3 sencillos de éxito rotundo: “Reggae Music,” “Shine Eye Girl,” y “Looking My Love”  y una serie de otras canciones que fueron igual de buenas. En Inglaterra, el sello discográfico Burning Sounds  lanzó Shine Eye Gal,  que también tuvo un paquete pesado de éxitos el cual incluía la canción “Collie Weed,” y “Ah Yah We Deh.”  Fue rápidamente seguida por el potente álbum Englishman,  y una grabación absolutamente fabulosa que fue supervisada por el grupo invencible de trabajo del estudio de Junjo Lawes y dos de  los pupilos de King Tubby,  The scientist y  the prince Jammy. Jammy  fue el veterano de este trío, pero Lawes, apenas en sus 20 años de edad, fue veloz en establecer su reputación de uno de los mejores productores de la isla.

Los ritmos de The Roots Radics formaron la base de la producción sonora de Lawes, el que se basó fuertemente en el roots, pero tuvo su dureza que paso rápidamente en los salones de baile como una ametralladora. La música Roots en sí, sin embargo, fue perdiendo acogida en la escena musical contemporánea Jamaiquina, y en el tiempo se fue desarrollando musical, política, y culturalmente para un cambio. La gente estaba cansada de las visiones militantes enardecidas de los rastas y estaban buscando algo más ligero pero con la inmediatez del dancehalls. Levy proveyó la respuesta perfecta.  Un veterano de clubs,él trajo espontaneidad a los DJ para sus grabaciones, mientras volvía la voz a la escena sound system  la cual había sido puramente el reino de los DJs.

Utilizando los ritmos antiguos del roots revitalizados por the Radics,y dando a las canciones una fuerte onda bailable, Lawes y Levy juntos ayudaron a establecer toda el nuevo sonido del dancehall.  El Robin Hood de los 80’s  simplemente afirmo que cualquiera en Jamaica ya sabía: Que Levy era ya una  gran estrella en la isla, con un gran talento que era invencible. O con mayor exactitud, él era el rey de los cantantes,  y que compartía su reinado junto al aclamado DJ Yellowman (otro descubrimiento de Junjo Lawes).

Los álbumes Robin Hood y Englishman  fueron lanzados por el sello discográfico Greensleeves. No era sorprendente, que ambos con ritmos pesados proveyeron los bloques para el  estruendoso álbum de  dub  de Scientist V Prince Jammy.

Desde 1980 salieron éxitos como la inolvidable canción producido por Lawes “Mary Long Tongue,” y del productor  Linval Thompson “Too Poor” y una serie de exitosas grabaciones con Karl Pitterson, incluyendo “I Have a Problem” y “Even Tide Fire a Disaster.”  Y así como la década se iba desarrollando,  entre 1981 y 1983 ,la inundación de éxitos rotundos continuo con “I’m Not in Love,” “You Have It,” “Tomorrow Is Another Day,” “Robberman,” “Black Rose,” “My Woman,” y “Money Move”Levy  incluso se dedicó a la producción con su sello propio BL, grabando excelentes canciones tales como “In the Dark” y “Love of Jah.” Estos sencillos fabulosos  fueron grabados para Joe Gibbs.  El álbum The Reggae Vibes envolvió lo mejor de Levy como productor,  como también un número de grabaciones de su amigo y cantante de dancehall Sammy Dread.

En 1983 finalmente lanzó sus dos nuevos álbumes: The excellet Lifesykle,magníficamente producido por Alvin Ranglin y Money Move producido por George Phang, con un grupo de ritmos que Sly & Robbie había hecho especialmente para el productor.

En 1984  el single “Under Mi Sensi” producido por Jah Screw fue un todo un éxito, una canción que pasó 12 semanas en la cima de las listas de éxitos. “Under Mi Sensi” además se convirtió en un Riddim Dancehall de mucho éxito en 1985, “Under Mi Sleng Teng” se convirtió inmediatamente en un clásico del reggae, el siguiente éxito fue “Murderer” del sello Jah Life.

Ese mismo año  Barrington y Jah Screw grabaron “Here I Come”, con el sello London Records. Esto conduce a sus primeras apariciones en  la televisión Inglesa, donde cantó el himno cannábico “Under Mi Sensi” en Número 73 (un programa juvenil de televisión).  Además le otorgan el premio al mejor vocalista en los “Britain´s Reggae Awards”.  Y  también  se unió con Frankie Paul para grabar una poderosa selección de canciones llamado “Barrington Meets Frankie Paul”.

El  gran impacto que causó en Inglaterra, su  trabajo discográfico y asombroso talento en el escenario, lo llevó a actuar en lugares como el influyente “100 Club” en Londres, que le permita tener conexión directa y mucha química con el público espectador.

En 1987 realizó una aclamada presentación en el Reggae Sunsplash y se mantuvo como una de las atracciones más importantes del show hasta 1995. Antes de terminar la década de los 80’s,Barrington se consagró con dos hits: “My Time” y “Too Experience”, los dos bajo la producción de Jah Screw.

En 1994, Levy se unió al controversial DJ Beenie Man en los sencillos “Two Sounds” y “Under Mi Sensi”. Luego, bajo la dirección de Jack Scorpio, se juntó con Mega Banton en el sencillo “She´s Mine”. Jah Screw tomó éstas colaboraciones y grabó un álbum exclusivamente de canciones compartidas, “Duets” ( el título fue editado bajo el sello RAS, y en  Inglaterra, se llamó “DJ Counteraction” y fue editado bajo el sello Greensleeves). De este set de canciones, “Living Dangerously” con Bounty Killer se posicionó en los puestos más altos en el ranking de Jamaica y se abrió camino entre los clubes alrededor del mundo. En 1996 se editó un álbum corto (8 tracks & 5 dubs) denominado “Time Capsule”, del sello RAS.

Barrington cuenta que el dancehall ha cambiado mucho desde sus inicios “Los cambios se ven en el ritmo, en la lírica. No estoy muy de acuerdo con el tipo de letras que usan los músicos en sus canciones. Para mí, la música reggae es algo grande en este momento, y nosotros, los músicos tenemos que “limpiar” un poco las letras; porque los mensajes que quieren transmitir éstas personas no es realmente lo que queremos que le quede a la gente: sexo, violencia,y armas. Lo que hay que transmitir a la gente es amor, canciones con mensaje, canciones que puedan enriquecer a las personas”