Chile: Mayor plantación legal de marihuana de Latinoamérica

 

 

[kad_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=FoB6XWTzkY0″ ]

 

Se ha inaugurado en Chile, la plantación de marihuana para uso medicinal más grande de  toda Latinoamérica. En octubre del año pasado comenzó el cultivo de 7.000 semillas de cannabis en un terreno ubicado en la comuna de Colbún, Región del Maule, al sur del país vecino. A consecuencia de que el 23 de junio de 2015 la Fundación Daya, agrupación que promueve la investigación de terapias alternativas, solicitara al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) la aprobación de la plantación, petición que realizó en conjunto con  20 comunas del país, quienes financian el proyecto.

 

 

“Lo que hacemos es abrir a la comunidad esta planta de cultivo que es una fase fundamental de toda esta plataforma colaborativa para desarrollar la cannabis medicinal en Chile vamos a la vanguardia en el tema porque tenemos el cultivo más grande de Latinoamérica en estos momentos, que está siendo mirado con mucha atención por el mundo”, aseguró Ana María Gazmuri, presidenta de la agrupación.

De acuerdo a la Fundación Daya, la iniciativa busca convertirse en una plataforma de desarrollo para la marihuana medicinal, por lo que se tiene como objetivo beneficiar de forma gratuita a cuatro mil pacientes, 200 por cada una de las comunas que participan. Los pacientes favorecidos con esta terapia serán aquellos que sufran patologías oncológicas, epilepsia refractaria o enfermedades con dolor crónico.

“En cada municipio habrá un equipo médico que estará aplicando todos los cuestionarios y preguntas que corresponden al estudio y entregando, en un principio semanalmente y luego quincenalmente, las dosis correspondientes a quienes estén participando”, señaló Gazmuri. Desde marzo a mayo, se espera cosechar una tonelada y media de cogollos.

Para Karen Rojo (Ind), alcaldesa de Antofagasta, una de las comunas que participa en el proyecto, “es súper ventajoso contar con este tipo de medicamentos que van a ayudar mucho en la calidad de vida de los pacientes. La comuna es una que tiene los índices más elevados de cáncer en el país”.

 

 

La iniciativa también cuenta con la participación técnica de la Universidad de Valparaíso, mientras que el Laboratorio Knop estará a cargo del desarrollo del fitofármaco con el que se realizarán los estudios clínicos. “Creemos que al menos tendremos tres medicamentos diferentes según el tipo de patología: para tratamiento del dolor en cáncer, para tratamiento del dolor no oncológico como fibromialgia, esclerosis múltiple, y epilepsia refractaria”, detallaron desde Knop.

Quienes estarán a cargo de los estudios clínicos del proyecto, son instituciones de salud pública tales como el Instituto Nacional del Cáncer, el Hospital San Borja Arriarán y el Hospital Las Higueras de Talcahuano.

 “Una vez que el estudio clínico se lleve a cabo, si demuestra que tiene fortaleza respecto a lo que ya existe, puede presentar recién al Instituto de Salud Pública la información para que nosotros lo analicemos y veamos si se aprueba el medicamento para uso humano”, explicó Pamela Milla, jefa de la Agencia Nacional de Medicamentos de Chile.

 

La Seguridad del Cultivo

 

 

En el aspecto económico, se estima que el coste total  del proyecto  es cercano al millón de dólares.

Parte del presupuesto que se ha empleado en la seguridad del recinto, una de las principales preocupaciones de los responsables del proyecto. Para evitar robos o asaltos, el director regional de Servicio Agrícola y Ganadero de Chile, Nicanor Cuevas, explicó que se ha impuesto medidas como el “doble cierre militar” y vigilancia las 24 horas.

Este proyecto, además, busca demostrar a las autoridades que es posible el manejo responsable de este tipo de sustancias. Al respecto, en diciembre pasado, la Presidenta Michelle Bachelet firmó un decreto que establece que el Instituto de Salud Pública tiene la facultad de permitir y controlar el uso de marihuana para la elaboración de productos farmacéuticos de uso humano.

“(Este decreto) significa un avance en términos de investigación y empleo del cannabis para el uso medicinal y promueve la investigación científica en el país”, señala la jefa de la Agencia Nacional de Medicamentos de Chile, Pamela Milla Nanjari.  A su vez  la presidenta de Daya opina de igual manera  “Creemos que este es un paso importante para avanzar en Chile en la generación de ciencia y conocimiento sobre la terapia del cannabis”

La resolución, que abre la puerta para que la marihuana salga de la lista de drogas duras, establece que los medicamentos derivados de esta planta “podrán expenderse al público en farmacias o laboratorios mediante receta médica”.

En Chile, la marihuana se encuentra actualmente en la lista de drogas duras, lo que significa que su cultivo y porte está penalizado con condenas que van de cinco a diez años de cárcel.

No obstante, el Parlamento chileno está tramitando un proyecto de ley para despenalizar el consumo y autocultivo personal y catalogar a la marihuana dentro del grupo de drogas de menor agresividad.

“Claramente en Chile estamos viviendo un cambio en las políticas y en la percepción ciudadana. Estamos muy satisfechos de que esta transformación se haga ahora, cuando el mundo vive un resurgimiento del cannabis medicinal”, señala Gazmuri.

La iniciativa es la segunda de su tipo tras que en 2014 la municipalidad de La Florida iniciara un proyecto a fin para abastecer a 200 pacientes con patologías oncológicas.

Entre la población su respaldo es elevado. De acuerdo con una reciente encuesta de estudios de Plaza Pública Cadem, cerca del 86 por ciento de los chilenos defiende el uso medicinal de la marihuana, mientras que otro estudio de Adimark asegura que el 54 por ciento de la población estaría a favor de la despenalización total.